Google+ Mi Presupuesto Familiar: Los hijos y el dinero: de la teoría a la práctica

domingo, 14 de octubre de 2012

Los hijos y el dinero: de la teoría a la práctica

Como persona interesada en las cuestiones financieras, siempre me interesó que mis hijos puedan aprender a manejar en forma responsable el dinero.

Por esa razón, leí varios artículos con recomendaciones e intenté llevarlas a la práctica con el objetivo de enseñarles cuestiones como el ahorro, el gasto responsable, el manejo de un presupuesto, el fijarse metas y otras cuestiones de las que, justamente, trato en el blog MiPresupuesto.

Aquí les cuento cuáles son los consejos más comunes sobre este tema, qué resultados obtuve cuando los apliqué con mis propios hijos y qué conclusiones pueden servirles a ustedes.

De eso sí se habla


El primer paso para que los chicos tengan una relación normal con el dinero es que la familia hable de él en forma natural, incluso desde corta edad. Si quieren un juguete que está fuera de nuestro alcance, decirle: “No puedo comprarlo porque es muy caro. El dinero no me alcanza”.

Si son un poco más grandes, es bueno hacerles comparaciones para que tomen conciencia del valor relativo de las cosas: “Este camión cuesta lo mismo que todos estos autitos”, por ejemplo.

En el caso de mis hijos, a medida que fueron conociendo los números, sólos se dieron cuenta del costo de cada cosa. Cuando a la menor, de 7 años, le gusta una muñeca que a mí me parece muy cara, sólo tengo que mostrarle el precio para que desista de comprarla. Aunque debo reconocer que este método no funcionó con el del medio (hoy de 10) quien podía ser muy insistente cuando era más chico.

El valor del dinero


Cuando los chicos nos acompañan a comprar, no es raro que los más pequeños crean que los padres sacan el dinero “del cajero automático” o “de la tarjeta”.

Cuando obtuve estas respuestas de mis hijos, en seguida les hice saber (de acuerdo a la edad de cada uno, claro) que nosotros obtenemos el dinero de nuestro trabajo y que la tarjeta o el cajero es una forma de usar esa plata.

Además, cuando el más grande se interesó por cuánto cobro, no tuve ningún problema en decirle. Me parece importante que sepa esto para poder comparar cuánto tiempo tendría que trabajar yo para pagar el precio de algunas cosas que él quiere.

El pago semanal o “mesada”


Además de las cuestiones teóricas, nada genera mayor aprendizaje que la práctica y, en este sentido, dar a nuestros hijos una suma semanal (los chicos lo llaman mesada) es totalmente aconsejable. Yo la comencé a implementar después de los 7 años con los dos mayores y espero que la más chica empiece segundo grado para también incluirla.

Por cuestiones de practicidad, no seguí al pie de la letra todos los consejos que se dan sobre este tema, pero creo que, en líneas generales, los chicos van adquiriendo una educación financiera básica y lo seguirán haciendo en los próximos años.

El monto. En primer término, pese a que se llevan dos años de diferencia, les entrego a los dos la misma cantidad semanal. Lo que se recomienda es un peso por cada año de edad pero creo que esto hay que ajustarlo, por la inflación. Lo ideal es que no sea tan poco que no les alcance para nada, ni tampoco demasiado para que puedan gastar sin restricciones.

Los objetivos. En un principio, les dijimos que el dinero era para gastos extra como golosinas, algún juguete que quisieran, figuritas, un juego. La idea era que fueran administrando la plata para ir gastando en cosas pequeñas durante la semana y, si les quedaba, que lo ahorraran.

¿Y qué pasó? El más grande no gastaba nada, lo ahorraba casi todo (aún hoy, con 13 años, lo hace). El más chico, en cambio, llegaba a fin de mes sin nada de plata, incluso debiendo, porque gastaba a cuenta. Y como no queremos tener ni un avaro ni un derrochador, al primero, lo animamos a comprar cosas que quería; y al segundo le fuimos enseñando a comparar precios y gastar de forma inteligente: si el objetivo era llenar el álbum de figuritas, no comprar paquetitos en cualquier lado sino donde estaban más baratos o intercambiar con otros amigos, por ejemplo. Debo decir que hoy, tiene un monto ahorrado.

¿Cuánto les cuesta? Los especialistas recomiendan otorgarles el monto semanal solo si cumplen con determinadas tareas en el hogar. Es decir, una suerte de pago o retribución. Personalmente, creo que los chicos deben cumplir con las normas de la casa sin esperar una recompensa en dinero a cambio (para esto confío más en otros métodos de premios y castigo que no son motivo de esta nota), pero es algo que tomo en cuenta para darles el dinero.
Además, estoy totalmente en contra de dar una recompensa en dinero por un buen rendimiento escolar. En esto, cada familia tomará las decisiones según su criterio y es importante hacerles saber a los hijos qué se espera de ellos. 

El ahorro y la inversión. Si bien todos los chicos ahorran para ir comprando cosas que quieren, hay un tema con el que me tropecé al querer enseñarles estos conceptos. En Argentina, el ahorro sin inversión no sirve (salvo que sea por períodos cortos) ya que la inflación reduce el poder de compra. Además, para montos pequeños tampoco hay opciones de colocación rentable. Quizá,  cuando mis hijos sean un poco más grandes los pueda ir introduciendo en algunos conceptos de inversiones no tan básicas (como un depósito o la compra de dólares).

¿Pusiste en práctica algunas de estas recomendaciones? ¿Cómo te fue?

Contenido relacionado


- Trabajo versus familia, ¿a cuál le doy prioridad?

- Dinero y pareja, claves para una buena convivencia.

2 comentarios:

Jesús González dijo...

Hola Paula,

Soy Jesús de iniciaBlog.com

Te escribo con relación comentario que me dejastes en el tutorial sobre la miniatura. Verás tu post comienza con una imagen no con un párrafo. Por lo tanto se ve la imagen que dejas visible antes del salto de linea. En el tutorial sobre la miniatura hablo de que el post debe comenzar con un párrafo, luego vendría el salto de linea y la imagen queda dentro de tu artículo. La miniatura que se genera es de 72pixeles y es tal cual la vez aplicada en iniciaBlog.

¿qué hacemos?
Aprovecho para felicitarte por tu blog, te sigo!

Jesús González

Paula Martínez dijo...

Gracias, Jesús por tu ayuda. Voy a poner en práctica otros consejos de tu blog (ya implementé algunos como poner los botones de Twitter, Facebook y Linkedin y me fueron muy útiles. Paula