Google+ Mi Presupuesto Familiar: Primeros pasos para comenzar a invertir tus ahorros

viernes, 28 de septiembre de 2012

Primeros pasos para comenzar a invertir tus ahorros


Ahorrar, es decir, obtener una diferencia positiva entre lo que ganamos y lo que consumimos es un buen paso. Pero, si este dinero no lo invertimos en opciones que generen un rendimiento, finalmente, el ahorro perderá su valor (sobre todo si uno se mueve en una economía inflacionaria).

Aquí van algunos puntos que vale la pena atender antes de empezar a analizar alternativas de inversión en particular:

Conocerse a sí mismo. El primer paso para invertir es conocer nuestro perfil de riesgo: conservador, arriesgado, o un término medio. Esto depende de algunos factores sicológicos de cada uno, de nuestras necesidades familiares, del monto de capital a invertir y también de nuestra edad (en términos generales, mientras más joven, más riesgo se puede tomar). Las opciones no son las mismas para una persona que no tiene miedo en arriesgar capital que para otra que dormirá intranquila porque puede llegar a perder dinero.


Definir objetivos. El ahorro o la inversión pueden tener muchos destinos: irse de vacaciones, comprar una casa, adquirir un auto, constituir un monto para cubrir contingencias, acrecentar nuestro patrimonio, tener un fondo cuando nos jubilemos, o generar una renta, por ejemplo. Es importante establecer cuánto dinero destinaremos a cada uno de estos objetivos.

Plantear plazos. Con el objetivo definido, es más sencillo pensar en el plazo durante el cual se va a mantener la inversión. Las colocaciones más cortas, deben ser más líquidas (fácil de transformar en efectivo). En cambio, si podemos colocar dinero a plazo más largo, se pueden buscar opciones menos líquidas y, también, de mayor riesgo.

Establecer expectativas. Al momento de realizar una inversión debemos definir previamente el nivel de rendimiento y de riesgo esperado. En general, suele haber una relación contraria entre riesgo y rendimiento (las opciones más riesgosas son las que prometen mayor ganancia) y entre el rendimiento y la liquidez. En función de ello se buscarán las opciones más adecuadas. A lo largo del tiempo se irán revisando las alternativas, en función de los objetivos y las variaciones del mercado.

Informarse. Para tomar buenas decisiones, lo mejor es contar con la mayor cantidad de datos posibles. Conocer las opciones tradicionales y explorar algunas otras que no son tan difundidas es, por lo tanto, una buena inversión de tiempo para cuidar nuestro capital.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo hace poco empece a invertir en otras cosas con el homebanking compre acciones de pampa electric, otras de ypf con ganancias mucho mayores a la de un plazo fijo. igual e comprado con pesos bonos soberanos que pagan en dolares y con un 7% anual ademas que suben diariamente en su cotizacion . lo ultimo que hice es comprar obligaciones negociables de ypf que pagan un 19% anual en pesos(el plazo fijo da un 14 o 15% anual)por lo que es una alternativa un poco mas conveniente al plazo fijo.

Paula Martínez dijo...

Está bueno buscar alternativas, sobre todo en estos tiempos en que el plazo fijo es totalmente negativo en términos reales. cualquier alternativa que esté por encima de esa tasa, es mejor. las ON o los fideicomisos financieros son una buena opción porque no son demasiado arriesgadas para alguien que no está acostumbrado a los mercados financieros.